El alcalde de Carranque pedirá al juez de la Púnica que investigue la gestión de la anterior corporación municipal del PP

El alcalde de Carranque pedirá al juez de la Púnica que investigue la gestión de la anterior corporación municipal del PP

El regidor de Vecinos por Carranque denuncia que existen posibles irregularidades en la privatización de la gestión del alumbrado público

Alcande de Carranque con Molina

El alcalde de Carranque, Javier Martín, ha anunciado esta mañana que solicitará al juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso de la trama Púnica, Eloy Velasco, que investigue la privatización de la gestión del alumbrado público de la localidad. Martín ha realizado este anuncio en el marco de la primera ‘Rueda Ciudadana’ de Podemos, una iniciativa con la que el grupo parlamentario morado pretende que diferentes colectivos y personas de relevancia social y política puedan trasladar sus experiencias directamente ante la prensa.

El primer edil de Carranque ha explicado a los periodistas parte de los datos que ha estado recopilando sobre la privatización de la gestión del alumbrado público desde que el pasado mes de mayo se puso al frente de la alcaldía. Según Martín, desde sus primeros días ha estado indagando sobre cuáles son las causas que han llevado a Carranque a ser uno de los ayuntamientos con más deuda per cápita de España (más de 11 millones de deuda con una población que no llega a los 5.000 habitantes).

En esta búsqueda, Martín ha encontrado ciertas irregularidades, entre ellas algunas correspondientes al proceso de privatización de la gestión del alumbrado público. Según el alcalde de Vecinos por Carranque, estas actuaciones son muy similares a las que se han dado en los ayuntamientos que actualmente están siendo investigados en la Púnica y la empresa de origen de las sospechas también era común, Asproener.

Asproener y el estudio de eficiencia energética

Asproener es una empresa dedicada a realizar estudios de eficiencia energética que está siendo investigada al tener contratos sospechosos en 13 municipios del sur de la Comunidad de Madrid. Según Javier Martín, la razón de que exista relación entre Asproener y estos estos municipios, que eran todos gobernados el Partido Popular, se da gracias a la intervención del exalcalde de Griñón, que después de dejar la alcaldía pasó a formar parte de la empresa y a utilizar sus contactos con compañeros del partido.

El nuevo alcalde de Carranque, analizando la información municipal, ha comprobado como Asproener no se limitaba a trabajar en la zona sur de Madrid, sino que también actuó en su localidad. En un principio, el anterior alcalde de Carranque intentó aprobar un contrato con Asproener para realizar una evaluación de eficiencia energética sin hacer público el precio del mismo. El secretario interventor del municipio paró este contrato, por lo que como respuesta, Asproener y el gobierno del PP acordaron un nuevo contrato por un valor de 18.000 euros, cantidad máxima establecida por la ley para que se pueda establecer un contrato público sin concurso.

El contrato se firmó finalmente el 10 de enero de 2012 y meses después Asproener presenta un estudio de eficiencia energético que resulta ser prácticamente idéntico al realizado por otra entidad en 2010. El alcalde de Carranque, Javier Martín, ha señalado que pagar por este estudio era innecesario, primero porque otras compañías lo realizan gratuitamente y, también, porque entre 2010 y 2012 no se habían producido modificaciones del alumbrado público que pudieran cambiar sus resultados. Martín ha explicado que este caso es muy similar al que ha ocurrido en la localidad de Arroyomolinos y que ha provocado que un juez acuse a los responsables de un delito de menoscabo de las arcas municipales.

Además del estudio de eficiencia, en el contrato de Asproener se incluía una cláusula que permite a la empresa participar como técnicos en las mesas de contratación que afecten a negocios relacionados con la energía. Como ocurre en los ayuntamientos implicados en la Púnica, después de haber realizado el estudio de eficiencia con Asproener, el alcalde de Carranque intenta contratar a otra empresa para que gestione el sistema de alumbrado, en teoría en busca de ahorro. La diferencia en Carranque es que mientras todos los ayuntamientos de la Púnica contratan con la ya tristemente famosa Cofely, aquí el contrato se da a otra empresa, Elecnor. El importe final del contrato que privatiza la gestión y mantenimiento del alumbrado es de 22.552,81 € al mes, lo que suponen 270.633,72 € al año.

Posibles irregularidades en la licitación del contrato de Elecnor

Como el contrato con Elecnor es superior a 18.000 €, antes de la adjudicación fue necesario realizar un concurso público. Las dudas sobre la ecuanimidad de este concurso aparecen cuando Javier Martín encuentra en el contrato que Asproener firma con el Ayuntamiento otra cláusula que, además de permitirles participar en las mesas de contratación, da potestad a la empresa para redactar los pliegos de condiciones del concurso. Este hecho permite que Asproener pudiera adaptar las condiciones de contratación según sus propias necesidades.

Finalmente, el secretario de la Mesa de Contratación elevó un informe en el que denunciaba que Asproener había incluido en el pliego como criterio de valoración positivo que las empresas tuvieran experiencia en contratación con el sector público. Según el secretario, esta cláusula sería contraria a la doctrina del Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional y de la doctrina comunitaria.

‘Beneficios’ para Carranque

El nuevo alcalde de Carranque ha denunciado que todo este entramado de dudosa legalidad supone un gasto extra para los bolsillos de los vecinos de Carranque. Para Javier Martín, a los 18.000 euros iniciales que el Ayuntamiento se comprometió a pagar por el estudio de eficiencia hay que sumar los 22.552 euros al mes que hay comprometidos con Elecnor por la gestión del alumbrado. Según los datos consultados por el alcalde de Carranque, el gasto que su municipio realiza de luz se encuentra entre los 4.000 y los 5.000 euros mensuales, por lo que, después de pagar a la proveedora de energía, Elecnor todavía cuenta con 18.000 euros mensuales para mejorar el sistema de alumbrado. A pesar de esta gran cantidad destinada al mantenimiento y modernización, Martín ha acusado a la empresa de no cumplir su contrato y no realizar ninguna tarea de reparación de farolas rotas, reposición de cableado caído, etc.

Martín ha comparado la exorbitada cantidad de más de 22.000 euros que paga su municipio de 4.600 habitantes con los 11.000 euros que abona una localidad vecina y cinco veces más grande que la suya como es Illescas.

Los verdaderos beneficiarios

El edil de Vecinos por Carranque ha señalado que todo el entramado de contrataciones ha podido acabar beneficiando al antiguo concejal de Deportes del Partido Popular y al marido de la antigua concejala de Hacienda. Estas dos personas son las propietarias de una empresa de reciente creación y a la que Elecnor acabó subcontratado los servicios encargados por el Ayuntamiento. Por tanto, las mismas personas que como concejales seleccionaron a Elecnor, han acabado lucrándose de la adjudicación como empresarios.

Según Martín, en el Ayuntamiento no consta ningún tipo de información que anuncie esta subcontratación, aunque los pliegos de condiciones estipulan que este es un procedimiento necesario para realizar esta acción.

Javier Martín también ha tildado como “curioso” que en un contrato de gestión del servicio público de alumbrado se incluye una cláusula para financiar con 13.000 euros al Club Deportivo Elemental Villa de Carranque, un club privado que era presidido por el mismo concejal de Deportes.